Páginas

25 marzo 2014

Música y las personas sordas

Hace unas semanas recibí un correo electrónico cuyo extracto copio e incluyo aquí, así mismo que coloco mi respuesta seguido de ello.
"Mi proyecto trata sobre la música, y me gustaría saber si las personas que tienen sordera la disfrutan de alguna manera. He encontrado en algunos lugares que por medio de las vibraciones podéis captarla, pero me gustaría tener algún detalle más con respecto a ésto. Si la percibís, cómo os hace sentir, de qué manera la disfrutáis, etc."

La música si forma parte de las vidas de las personas sordas, por más profunda que sea su sordera.  En algunos cobra más importancia que en otros, pero todos llegamos siempre a disfrutarla de diferentes maneras.

En mi caso, a mi familia, siempre le gustó la música y en casa siempre hubieron libros sobre música, discos de vinilo, cassettes o CDs de música variada tanto contemporánea como música clásica o instrumental.  Siempre había una música de fondo que venía del equipo de música o de la radio.

De niña, como parte de las terapias de lenguaje, psicomotricidad, clases de ballet, u otras actividades estas siempre venían con música.  Me enseñaron a percibir el ritmo, mover mi cuerpo siguiendo el ritmo e incluso participar en juegos con palmas, lo disfrutaba pero no recuerdo si era algo indispensable en mí.

Recién cuando estaba en secundaria sentí que tenía que aprender y "ponerme al día" con la música.  Al estar en una escuela regular, mis amigas eran todas oyentes, y los temas de conversación eran sobre películas, actores, series de televisión, y la música del momento.  Varias veces sentía que me quedaba atrás o fuera de la conversación cuando hablaban de música y de los grupos/artistas del momento.  Pero, un día descubrí en la tele un programa de una hora los sábados en las mañanas que se llamaba TOP 50 de la televisión francesa (en esa época vivía en suiza e iba al colegio internacional de ginebra- La Chataigneraie).  Ese programa emitía una lista de los 50 del ranking de los mejores grupos/artistas del momento.  Con ese programa al verlo me ponía al día de las canciones, los grupos y los distintos géneros musicales del momento, entonces al fin podía comentar sobre determinado cantante, canción o video musical del momento con el resto de mis amigos.  Eso sí, veía el programa en la televisión que estaba en la cocina y la ponía a un volumen alto, y nadie me molestaba.  En uno de mis cumpleaños me regalaron un walkman y podía poner el par de cassettes originales que tenía y podía escuchar los de mi hermana que los grababa desde la radio.   El walkman lo ponía a todo volumen para poder escuchar mejor, tan fuerte era, que toda la casa se enteraban lo que estaba oyendo. Entre mis favoritos eran: Elton John, Simply Red, Michael Jackson, Fleetwood Mac, Tracy Chapman, Patrick Bruel, Fine Young Cannibals, George Michael, Madonna por nombrar algunos.

Siempre me gustó más el género pop y rock, que los demás. Quizás sea por el ritmo y por la percusión y por que me parecía más fácil de bailar (ya que te podías bailar como te de la gana y no tener que seguir un paso o movimiento en particular).

Luego cuando estuve en la universidad, para graduarte de bachiller, entre los cursos electivos habían dos opciones para escoger: curso de arte o curso de música.  Escogí el de música, que era bastante popular en la universidad. Sí, aunque no lo creas, Gallaudet University tenía curso de música para personas sordas.  Fue una experiencia genial, aprendimos sobre instrumentos, músicos, diferentes géneros de música además de escoger un instrumento musical para aprender a tocarlo durante el ciclo.  Había para escoger entre batería, guitarras, flautas, trompetas, en fin.  Yo escogí la guitarra eléctrica. Durante el ciclo, mientras aprendíamos sobre música, también aprendíamos a tocar el instrumento elegido.  Como todos nosotros los alumnos eramos sordos, escogimos y aprendimos una sola canción durante todo el ciclo.  A fin de ciclo, lograr tocar la canción elegida en unísono.  Fue una experiencia maravillosa para todos nosotros.  Hasta ahora guardo como recuerdo mi pick o púa para tocarla.

En cuanto a fiestas y reuniones con personas sordas, también suele haber música y baile, eso si a todo volumen para sentir las vibraciones al máximo. Varias personas sordas disfrutan participar en los karaokes e ir a las discotecas.

En el 2004 participé en una linda experiencia de la mano con Maria del Carmen Dongo quien nos enseñó a un grupo de personas sordas a tocar el cajón Peruano. Tuvimos un par de presentaciones en público:   




Gracias a estas experiencias, considero que no soy de toda una ignorante en el tema de música, algo sé y algo experimenté, pero sobre todo disfruté y sigo disfrutando.

Considero que es muy importante incluir en los programas de educación de personas sordas la música y la experiencia misma de llegar a tocar algún instrumento, si es de percusión mejor aún.

Por otro lado, cada vez más hay mas personas, grupos motivados por la música para hacer interpretaciones de canciones interpretadas a la lengua de señas.  En Youtube si pones búsqueda canciones en lengua de señas (o su sinónimo en inglés) vas a encontrar una gran cantidad de videos musicales con interpretaciones en lengua de señas.  Me encanta verlos pues disfruto conocer la letra de distintas canciones y su significado. En otro articulo voy a hacer un listado de mis personas/grupos que tienen sus videos en señas que más me gustan

En cuanto a la música instrumental, o clásica me gusta mucho ver en Youtube los vídeos de smalin (https://www.youtube.com/user/smalin) puesto que uno puede "visualizar" las distintas notas, ritmo, sonidos por colores que indican distintos instrumentos, entre otros que hacen que uno pueda darse un poco más de cuenta como es que "suena" la música clásica y la cantidad de instrumentos y notas que intervienen. 

Espero que con este post, un poco largo es que te haya podido contar y resumir mi experiencia con la música y que sí, las personas sordas como yo la podemos disfrutar muchísimo de muchas maneras.

Hoy en día, me sigue interesando la música y tengo que "seguir al día" dado que el mayor de mis hijos es un melómano a su temprana edad (7 años) y adora tocar su violín.  

No hay comentarios:

Theme design by CES Angel