Páginas

23 agosto 2013

México- Sordos no pueden acceder a niveles superiores de educación


De acuerdo con un boletín emitido por la Dirección General de Comunicación Social (DGCS) de la UNAM, el dos por ciento de la población mexicana es sorda y viven en condiciones económicas desfavorables, de acuerdo con la investigación que realiza John C. Cruz. estudiante de la maestría en Historia de la Facultad de Filosofía y Letras. Esto provoca que tengan rezago educativo: “su formación es un problema social complejo que va más allá” de la responsabilidad del individuo.

Según la investigación que realiza el joven universitario, la Secretaría de Educación Pública sólo oferta educación hasta el nivel Secundaria. Una vez que la persona sorda cursa este nivel, no tiene opciones para continuar su formación. Esta responsabilidad ha sido omitida por la Secretaría.

Según el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred), “Se entiende por discriminación por motivos de discapacidad cualquier distinción, exclusión o restricción por motivos de discapacidad”. A este respecto, Johan dice que la inclusión de este sector en la enseñanza media superior y superior “constituye un reto” ya que se tiene que desarrollar toda una plataforma pedagógica que en México no existe. El español y la lengua de señas tienen gramáticas completamente distintas, lo que obliga a las personas sordas a hacer un doble esfuerzo para comunicarse, lo que también dificulta su preparación.

La poca posibilidad de acceso a la educación provoca que tengan menos posibilidades de incorporarse al mercado laboral y de aspirar a mejores posiciones. De hecho, según la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis), revela que la mayor preocupación de las personas con alguna discapacidad es el desempleo con 27.5%, seguida de la discriminación (20.4%) y el no ser autosuficientes (15.7%). La falta de educación incide directamente en estas 3 preocupaciones.

Según el Inegi, las personas que tienen algún tipo de discapacidad son 5 millones 739 mil 270, lo que representa el 5.1% de la población total.

Johan aclara que muchas de estas personas poseen habilidades laborales que no están respaldadas por algún papel que lo compruebe, lo cual los deja en desventaja con los oyentes. Esto provoca que los trabajos a los que aspiren sean de limpieza, vendedores en transporte público u obreros.

Para Johan, la clave es que se les pueda incluir en las aulas regulares, sin importar el método que se utilice para brindarles la instrucción.


No hay comentarios:

Theme design by CES Angel