Páginas

08 mayo 2013

¿En qué pueden trabajar las personas sordas?


Con frecuencia recibo solicitudes de información acerca de los diferentes puestos de trabajo en los que se podrían desempeñar personas sordas.  En este artículo, espero resumir y explicarles sobre las posibilidades de trabajo para personas sordas.

En primer lugar, considero que es importante que tengan claro que las personas sordas no tienen ningún tipo de impedimento para realizar labores diversas a excepción de aquellas en las que se requieren habilidades específicas que involucran el uso de la audición (ejemplo sonidista, operador de central telefónica, entre otros).

Antes de continuar leyendo recomiendo puedan ver este vídeo producido por DeafNation por unos minutos: 



Créditos del video (inglés):
"We Are Deaf" is copyrighted by DeafNation. The video may be downloaded for redistribution and shared with others for educational or inspirational purposes. "We Are Deaf" or any individual segments within may not be altered, distorted, edited, or modified in any way possible. The video and all containing footage may not be used for business, commercial, or marketing purposes and may not be rebranded. DeafNation owns and reserves all rights to the video and may revoke individual permissions to use the video at any time.

Ahora que lo han visto, se habrán dado cuenta la cantidad de posibilidades que existen en el mundo y que personas sordas están trabajando con éxito sea de manera dependiente (en una empresa privada, o entidad de gobierno) o independiente a través de su propia empresa o negocio.

¿Que profesiones actualmente se desempeñan personas sordas en el mundo? 
Como han podido observar en el vídeo hay una diversidad de empleos así como emprendedores.  Las personas sordas pueden ser profesores, escritores, diseñadores, arquitectos, auxiliares administrativos o de logística, pintores o artistas, webmasters, community managers o encargados de redes sociales, ingenieros, biólogos, costureros, lavanderos, joyeros, médicos, contadores, cocineros, reposteros, jardineros o responsables de paisajismo, deportista o atleta profesional, consultores, asesores financieros, trabajadores sociales, psicólogos, mecánicos, choferes, entre muchísimas profesiones u oficios siendo la lista interminable.

El hecho de ser sordo/a no nos impide trabajar en de manera dependiente o independiente.     Eso sí, la gran dificultad que tenemos es precisamente las escasas oportunidades para prepararnos para el trabajo como el acceso a una educación superior sea esta técnica o universitaria.  La preparación para el trabajo es fundamental, sin embargo como han podido ver en el vídeo en muchos países esto no ha sido una barrera, muchos han desarrollado sus propios negocios a partir de la necesidad de trabajar y ser productivos.

En países como el Perú, el acceso a estudios en algún instituto o universidad es de por sí solo difícil, pero más difícil aun es que ésta sea accesible, es decir que podamos entender todo lo que se enseña y podamos comunicarnos ida y vuelta con todos - profesores, compañeros de clase/carrera y toda la comunidad educativa.  No tenemos la suerte de contar con Universidades como Gallaudet donde todo es accesible y en lengua de señas o otras universidades que cuentan con programas específicos para la atención de estudiantes sordos.


Muchos países vienen adoptando y desarrollando distintas normas, políticas y programas a partir de lo señalado por la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad para promover la educación en todos sus niveles así como promover el empleo decente.

En el Perú una de las normas es la Ley General de la persona con Discapacidad N° 29973, recientemente promulgada y publicada el 24 de diciembre del 2012, esta nos señala una serie de artículos sobre e derecho al trabajo y no discriminación que que copio a continuación algunos artículos que quisiera resaltar: 

Artículo 45. Derecho al trabajo

45.1 La persona con discapacidad tiene derecho a trabajar, en igualdad de condiciones que las demás, en un trabajo libremente elegido o aceptado, con igualdad de oportunidades y de remuneración por trabajo de igual valor, y con condiciones de trabajo justas, seguras y saludables.



Artículo 48. Bonificación en los concursos públicos de méritos
48.1 En los concursos públicos de méritos convocados por las entidades públicas, independientemente del régimen laboral, la persona con discapacidad que cumpla con los requisitos para el cargo y alcance un puntaje aprobatorio obtiene una bonificación del 15% sobre el puntaje final obtenido en la etapa de evaluación, que incluye la entrevista final. Las bases de los concursos consignan la aplicación de este beneficio bajo sanción de nulidad.
48.2 Las entidades públicas realizan ajustes en los procedimientos de selección y evaluación para garantizar la participación de la persona con discapacidad en igualdad de condiciones que las demás personas.

Artículo 49. Cuota de empleo
49.1 Las entidades públicas están obligadas a contratar personas  con  discapacidad  en  una  proporción no inferior al 5% de la totalidad de su personal, y los empleadores privados con más de cincuenta trabajadores en una proporción no inferior al 3%.
49.2 Previamente a toda convocatoria, las entidades públicas verifican el cumplimiento de la cuota del 5%, con independencia del régimen laboral al que pertenecen. La entidad pública que no cumpla con la cuota de empleo se sujeta al procedimiento establecido en el reglamento de la presente Ley.

Artículo 50. Ajustes razonables para personas con discapacidad
50.1 La persona con discapacidad tiene derecho a ajustes razonables en el lugar de trabajo. Estas medidas comprenden la adaptación de las herramientas de trabajo, las maquinarias y el entorno de trabajo, así como la introducción de ajustes en la organización del trabajo y los horarios, en función de las necesidades del trabajador con discapacidad.

Con estas disposiciones específicas, contamos con un marco normativo que incentiva y promueve el empleo de personas sordas en el Perú. Los empleadores (tanto del sector publico como privado) tienen que hacer ajustes razonables y cambios para el ingreso de trabajadores sordos así como asegurar su permanencia y crecimiento al interior de la empresa.

Existen diversas organizaciones y personas en el Perú que están ayudando a empresas y entidades públicas para lograr la incorporación de trabajadores con discapacidad mediante asesoramiento directo, charlas empresariales, intercambio de experiencias con entidades que ya tienen contratadas personas con discapacidad entre muchas más.

Ahora, en cuanto a los ajustes razonables en el puesto de trabajo, muchos de los ajustes no tienen costo, sobre todo ahora que los avances tecnológicos están facilitando procesos de comunicación e interacción que no cuestan nada. Se tienen que evaluar y seleccionar los ajustes razonables según el puesto de trabajo y según el trabajador con sordera. No todos los puestos de trabajo son iguales, y no todas las personas sordas son iguales.  Cabe señalar que no todas las personas sordas no necesitan que se realicen cambios físicos en la infraestructura como a otras discapacidades.

Pero si necesitan estos apoyos y quizás otros según el tipo de trabajo:
  1. Determinación de procedimientos a seguir para seguridad de todos los trabajadores
  2. Avisos luminosos en caso de situaciones de emergencia o siniestro.
  3. Si se da capacitación específico al personal sobre algún tema, contar con intérpretes de lengua de señas por ejemplo.
  4. Alternativas para la comunicación entre pares (usando programas de chat, mensajería de texto, intérpretes de lengua de señas, cuaderno de comunicación por escrito, entre muchísimas alternativas existentes.

Ante lo dicho anteriormente, son pocas las personas con sordera que logran culminar estudios profesionales o técnicos debido a las dificultades de accesibilidad a la educación superior, pero eso no significa que no existan.  Existen varias personas sordas con estudios técnicos y profesionales muy competentes en diseño gráfico, diseño web, arquitectura de interiores, archivo o auxiliares de oficina, soporte técnico de sistemas y computadoras,  cocineros y chefs, entre muchos más.

Considero importante que las entidades publicas o privadas que quieran contratar personas sordas, puedan evaluar la posibilidad de entrenarlos o capacitarlos en el lugar de trabajo.  En varias empresas en Lima que ya contratan a personas sordas, pueden dar fe de sus experiencias y que la mayoría han sido entrenados al momento de trabajo y son tan productivas como las demás.

Al ser sordos, tenemos algunas características o ventajas que pueden ser valiosas en un lugar de trabajo por ejemplo:
  • Al no escuchar, tendemos a concentrarnos más en el trabajo en vez prestar atención o que nos fastidien los sonidos o ruidos ambientales (risas, conversaciones de otros, ruidos de máquinas u otros)
  • La mayoría tenemos muchas habilidades, rapidez manual y muy buena coordinación visuo-motora.
  • Tenemos muy buena capacidad de observación y prestamos atención a detalles.
  • Buena memoria visual

Espero que con este artículo, puedan tener un panorama más claro en lo que las personas sordas pueden trabajar.  De igual manera espero puedan encontrar a la entidad (de gobierno o privada) que los pueda asesorar y ayudar en el proceso para encontrar a las personas idóneas según los puestos de trabajo disponibles. 

No hay comentarios:

Theme design by CES Angel