Páginas

22 abril 2013

Porque no se deben utilizar a los niños/as como intérpretes de Lengua de Señas


En en Perú y posiblemente en otros países, suelen darse prácticas que no son apropiadas para los niños/as y adolescentes.  Una de ellas, es actuar de intérprete para sus padres que son sordos en situaciones como ir al doctor, coordinar un trámite o realizar una transacción ante una entidad bancaria, un trámite ante una Municipalidad, hacer una denuncia policial sea cual sea el tema, entre muchísimos casos más que suceden con frecuencia.

Si bien en nuestro país, tenemos una fuerte escasez de intérpretes de Lengua de Señas (recién se ha aprobado la Ley que reconoce la Lengua de Señas y la labor de los intérpretes de Señas) esto aun no justifica que se utilicen a los niños/as como intérpretes o mediadores de comunicación entre sus padres ante terceros.

Ante esta carencia, sucede que los funcionarios que atienden a las personas sordas (sean  de entidades públicas o privadas) y posiblemente por desconocimiento confían en los menores de edad que se acercan con sus familias actuando como intérpretes.  
Esta práctica es totalmente inaceptable en mi opinión por cuanto presento aquí algunos casos/ejemplos: 

  • Los menores de edad no son imparciales al momento de interpretar.
  • En caso de una madre esté presentando una denuncia por violencia doméstica o violación sexual- el menor de edad, no puede actuar de intérprete por su madre, sobre todo si ha sido testigo de la violencia hacia ella.
  • En casos /citaciones judiciales, no es ético que actúen como intérpretes.
  • En una situación de denuncia policial, es posible que el menor de edad no quiera dar toda la información al interpretar por miedo que puedan encarcelar a su familiar.
  • Los niños no tienen conocimiento de vocabulario apropiado técnico en distintas situaciones por ejemplo en la cita o consulta con un médico. 

Los intérpretes de Lengua de Señas son profesionales altamente capacitados que ademas de dominar ambas lenguas (la hablada y la de señas) están obligados por el código de ética profesional del intérprete para transmitir los mensajes con fidelidad, y precisión así como mantener confidencialidad total en sus interpretaciones.  Los niños /as no son conscientes ni han sido entrenados para ser intérpretes, ellos con facilidad pueden luego compartir información sensible con demás personas, sean familiares, amigos u otros.

En este sentido, recomendamos a las entidades públicas y privadas que brindan atención pública o al cliente que tomen en cuenta la importancia de contar con intérpretes de Lengua de Señas cuando se presenta una persona sorda.  Desde luego, si se presenta una persona sorda acompañada de su hijo/a  menor de edad actuando como intérprete, dedíquese solo a tomar los datos de contacto de la persona para citarla en fecha en la que podría contar con un intérprete profesional previa coordinación.

No hay comentarios:

Theme design by CES Angel