Páginas

26 octubre 2009

Derechos humanos y personas con discapacidad en el Perú. Avances y perspectivas.

(coloco en este Post un articulo que escribí para la revista Brujula)
Entre las poblaciones más vulnerables en el Perú se encuentran las personas que presentan algún tipo de discapacidad. En este artículo se abordarán temas como quienes son las personas con discapacidad, cuantos somos, definiciones actuales, así como los avances y perspectivas con relación a los derechos humanos. 


¿Quienes son las personas con discapacidad?

A partir de los procesos que llevaron a cabo la promulgación de la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas, recientemente ratificada en el Perú en el año 2007 (1), se llegó a un consenso general de no existe una definición explícita de “Discapacidad”, pues este es un concepto que está continuamente cambiando. No obstante, se acordó que la discapacidad es el resultado de la interacción entre las personas con alguna deficiencia y las barreras actitudinales y ambientales. En este sentido, las personas con discapacidad son aquellas personas que tienen alguna deficiencia física, mental, intelectual o sensorial a largo plazo que al interactuar con diversas barreras puedan tener dificultades para participar plenamente y efectivamente en la sociedad en iguales condiciones que los demás.

Para poder ilustrarles mejor, presento mi caso, para que puedan entender y mejor aplicar esta definición social de la discapacidad. Soy una persona que tiene una deficiencia auditiva en ambos oídos, es decir tengo con sordera profunda. En el desarrollo de mis actividades diarias, enfrento dificultades o limitaciones varias veces al día de manera permanente al interactuar con determinadas personas, o “cosas”- Principalmente, mi dificultad está en acceder a la comunicación con otras personas así como para acceder a informaciones de diversa índole que me rodean y que por momentos tengo que hacer uso, sean estos mensajes de televisión, radio, anuncios, ruidos ambientales- señales auditivas, comunicación por teléfono o celular, etc.

Se me hace difícil acceder a la información cuando veo un video de cualquier tipo que no cuenta con subtítulos, o cuando me comunico con un asistente de atención al cliente de algún establecimiento que habla muy rápido, o que se tapa la boca, o se da la vuelta, o cuando estoy esperando ser atendida con mi ticket de atención y anuncian los números en voz alta y no me entero si me toca ser atendida o no, o cuando asisto a un seminario y no cuento con un intérprete de lengua de señas para entender y seguir los contenidos, en fin situaciones de mi vida en las que estoy claramente en “desventaja” que los demás y enfrento barreras de comunicación e información.

Lo opuesto sería que en un mundo utópico y perfecto, en el cual yo pueda tener acceso a toda la comunicación e informaciones de todo tipo, mi deficiencia sensorial dejaría de ser una discapacidad dado que no enfrentaría ninguna barrera de ningún tipo. 

Esta definición social de la discapacidad que se viene utilizando alrededor del mundo, y ahora en el Perú con la entrada en vigencia de esta Convención hace que empecemos a ver la discapacidad desde otro punto de vista. No somos nosotros los que nos tenemos que adaptar a todas las situaciones de la vida diaria en la que enfrentamos distintos tipos de barreras y obstáculos, sino que poco a poco la sociedad en conjunto tiene que ir eliminando estas barreras tanto de actitud como de barreras físicas. Es decir, colocando rampas de acceso para personas usuarias de sillas de ruedas, colocando subtítulos en los programas de televisión de señal abierta, soluciones de diversos tipos para atención al cliente en cualquier establecimiento, publicación de textos en sistema Braille para personas con ceguera o baja visión, que son algunas de las muchísimas cosas que se pueden hacer para reducir estas barreras permitiéndonos ser incluidos, poder participar en igualdad de condiciones que los demás en todos los aspectos de la vida social.

Por otro lado, la ley General de la Persona con Discapacidad del Perú- Ley Nº 27050, tiene actualmente una definición que se aparta del modelo de derechos humanos y desarrollo social a partir de la definición anterior de la Organización Mundial de la Salud del año 1980 Clasificación Internacional de Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías (CIDDM-1) según la cual, discapacidad es “toda restricción o ausencia (debido a una deficiencia) de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano”. Esta definición anterior es considerada dentro del modelo médico de atención a la persona con discapacidad.

Este contraste entre estas dos definiciones son un reflejo de las distintas perspectivas que existen acerca de la discapacidad y que influyen en un determinado tipo de atención o tratamiento hacia este colectivo. Es por ello que aún podemos encontrar políticas públicas que hacen prevalecer un enfoque de asistencialismo hacia las personas con discapacidad. 

¿Cuantos somos?

Es aún difícil precisar el número de personas con discapacidad en el Perú debido a los persistentes problemas de definición, formas de registrar/censar a la población y los conceptos que se manejan de la discapacidad. Aún así, me parece increíble que estando en el año 2009 seguimos dependiendo de “datos estimados” para cuantificar la población con alguna discapacidad en todo nuestro País. Pese que hay algunas encuestas importantes realizadas como la Encuesta de Hogares sobre Discapacidad en Lima Metropolitana que se realizó el año 2005 y que nos brinda datos estadísticos a nivel lima y Callao. Es triste conocer que al no incluirse una sola pregunta sobre la situación de discapacidad de la población en el último censo realizado, no tenemos cifras cercanas de cuantos somos y que discapacidades cuenta nuestra población a la fecha. 


Como bien lo señaló Barbara Murray en un seminario al que asistí hace poco: “Si no te cuentan, no te toman en cuenta” (2), así de simple, al no contar con datos puntuales, el proceso de inclusión será muy lento y los avances que se vienen dando, generalmente quienes lo notan son aquellas personas con y sin discapacidad que están metidos en la defensa y promoción de los derechos humanos de las personas con discapacidad, pero la sociedad en su conjunto pienso que todavía no reacciona ante este tema al igual como muchos aún no tomamos conciencia ni reaccionamos ante los cambios climáticos que se avecinan que se pueden prevenir de cierta forma si tomamos cartas en el asunto. 

Para que haya verdaderos avances, es necesario contar con un marco estadístico nacional para que al momento de diseñar las políticas o programas se puedan éstas focalizar a la población con discapacidad. Muchos no se dan cuenta de que somos un montón de personas, aproximadamente el diez por ciento de la población total del Perú según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud. Pese a esta magnitud y extensión de la realidad de las personas con discapacidad, todavía se nos considera como una población vulnerable y dentro de la mayor minoría del mundo al no ser incorporada en las dinámicas sociales y en las políticas públicas. Es por ello que las Naciones Unidas (ONU) recientemente estuvo promoviendo la adopción de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad que como señalé anteriormente ya fuera ratificada en el Perú. 

¿Cuánto se ha avanzado?

En los últimos años, se han venido experimentando y dando avances significativos en materia de normas, políticas públicas, programas y creación de entidades, planes nacionales a favor de las personas con discapacidad que se reflejan en acciones afirmativas para poder alcanzar una igualdad de oportunidades.

Sin embargo, siguen existiendo casos diversos de violaciones de los derechos humanos, así como expresiones de discriminación y exclusión social en el que todavía hay mucho por hacer. Sigue existiendo una enorme brecha entre la normativa y su aplicación efectiva. Muchas de las leyes carecen de disposiciones que exijan su cumplimiento efectivo. Recientemente, se ha promulgado la Ley Nº 29392 Ley que establece infracciones y sanciones por incumplimiento de la Ley general de la persona con discapacidad y su reglamento que entrará en vigencia en enero del próximo año. Se espera que con esta norma, pueda haber avances importantes en cuanto al cumplimiento efectivo.

Como señalé anteriormente, las personas con discapacidad al no ser tomadas en cuenta seguimos siendo de alguna manera aún invisibles ante la sociedad y lo que sucede es que siguen existiendo casos de discriminación, o violaciones de los derechos fundamentales que no se dan a conocer en su dimensión real y no se conoce un panorama completo sobre la situación de las personas con discapacidad. 

Perspectivas para el futuro

A partir de que el estado Peruano ha ratificado la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, pienso que desde ahora en adelante se debe hacer una amplia difusión de los contenidos de esta norma. Así como debemos actuar y trabajar en conjunto hacia una verdadera inclusión social. Un ejemplo concreto de las acciones que podrían empezar a darse es que no se debería permitir la construcción de cualquier tipo de infraestructura si es que ésta no garantiza que sea accesible para el ingreso, desplazamiento seguro y uso de personas con discapacidad. 

Estos cambios no se pueden dar de la noche a la mañana, es necesario continuar desarrollando acciones de sensibilización a la sociedad en su conjunto acerca de las personas con discapacidad y su situación así como pienso que es imprescindible que se trabaje en una agenda conjunta incluyendo a personas con discapacidad en la planificación de la agenda del desarrollo del país a través de alianzas constructivas. Como dice el lema de las organizaciones de personas con discapacidad “nada sobre nosotros, sin nosotros”.


(1) Convención sobre los Derechos de la Persona con Discapacidad, promulgada el 01 de noviembre de 2007 a través del R.L. Nº 29127.

(2) Barbara Murray, Seminario de Inclusión Laboral de Personas con Discapacidad, Lima 13 al 17 de Julio de 2009.

1 comentario:

Lobito Feroz dijo...

Hola Susana:
Mi correo es Ocastimel@hotmail.com, saludos...

Theme design by CES Angel